LeBron James nombrado deportista de la década por The Associated Press

De Cleveland a Miami y se convirtió en campeón; regresó a su amado noreste de Ohio, cumplió y cosechó otro título para después trasladarse a Los Ángeles con los Lakers, los cuales le plantean un nuevo desafío.

Jugó en ocho finales de la NBA consecutivas. Ningún jugador de la liga ganó más partidos ni fue nombrado tantas veces el MVP en los últimos 10 años. Abrió una escuela. Contrajo matrimonio con la mujer que ha sido su pareja desde la secundaria.

No, eso no es todo. Eso fue apenas lo más relevante de los últimos 10 años. Hubo mucho más, al tiempo que el llamadoRey pasó la última década dominando al resto y sin indicios de bajar el ritmo. James es el Hombre Deportista de la Década de The Associated Press, una designación que lleva su nombre a una lista que incluye a Tiger Woods, Wayne Gretzky y Arnold Palmer.
Fue el ganador indiscutido de una votación de reporteros y editores deportivos de la AP, superando con facilidad al segundo lugar Tom Brady, quarterback de los Patriots de Nueva Inglaterra.
Incluyendo los Playoffs, nadie en la NBA ha anotado más puntos que James en los últimos 10 años. Inició la década como el número 124 en la lista de anotadores de la liga de todos los tiempos.
Ahora está cerca de rebasar a Kobe Bryant en el tercer lugar. Karl Malone, el número dos, y Kareem Abdul-Jabbar, en la cima de la lista, están al alcance. “Hubo muchos momentos en esta década que podrían ser considerados el mejor, ganar los dos campeonatos con Miami, alzar un título en Cleveland, el bloque en persecución (que realizó a Andre Iguodala en el séptimo partido de la final de la NBA en 2016”, afirmó James. “¿Pero el mejor momento? Definitivamente casarme con Savannah. Eso sería el número uno”.
James y su pareja por mucho tiempo Savannah Brinson contrajeron matrimonio hace seis años. De antemano tenían dos hijos -que ahora ya son muy buenos basquetbolistas- y agregaron una hija en 2014. LeBron no sabe por cuánto tiempo más jugará. Lamenta no compartir tiempo suficiente con sus hijos.
Su escuela I Promise que abrió sus puertas en 2018 en su natal Akron, Ohio, se ha convertido en una historia inmediata de éxito, y desea ver esa iniciativa seguir creciendo. Algunos lo adoran, otros lo odian. A él no le importa mucho.
“Cuando uno cree en sus decisiones o cree en uno mismo, entonces no importa lo que otros digan o piensen de uno”, sostuvo James.
“Y si uno permite que eso lo detenga o impida que cumpa su misión, entonces uno no va a ninguna parte”. Y en la década de 2010, nada frenó a James.