MLB podría arrancar en mayo, según comisionado Rob Manfred

Rob Manfred, comisionado de Grandes Ligas, dijo que “nada está fuera de discusión” mientras se traza el plan para volver a la actividad tras ser suspendido por el coronavirus.

Manfred expresó tener la esperanza de que el béisbol pueda comenzar a prepararse para iniciar su temporada en algún momento de mayo, pero la liga trabajará con expertos en enfermedades infecciosas antes de determinar la fecha exacta para reanudar actividades.

“Lo que sé es que el béisbol estará de regreso. Cuando sea que sea seguro jugar, estaremos de regreso”, dijo Manfred desde Florida. “Nuestroa aficionados estarán de regreso, nuestros jugadores también y seremos parte de la recuperación, de la sanación de este país por esta pandemia en particular.

“Mi visión optimista es que en algún momento de mayo estaremos de vuelta. Tendremos que tomar una determinación en relación a la fecha sobre cuánto deberá durar el periodo de preparación, si éste será en las ciudades de los equipos o de regreso en Arizona y Florida. La meta sería tener el mayor número de juegos de temporada regular posibles y pensar en formas creativas para cumplir esa meta”, agregó.

Por cerca de dos semanas, mientras las Grandes Ligas y la MLBPA han intercambiado propuestas sobre temas de salario y tiempo de servicio, ambas partes también han discutido la forma apropiada de volver a las actividades en relación al momento, lugar y forma en que lo harán.

“Probablemente no vamos a poder tener una temporada de 162 juegos”, dijo Manfred a Van Pelt. “Eso es claro. Lo que las Grandes Ligas pueden hacer es experimentar y asegurarse de que le demos el mayor número posible de juegos y dar un producto tan entretenido como se pueda”.

El beisbol tiene proyectado perder miles de millones de dólares en ganancias en caso de perder una porción significativa de la temporada, lo que ha provocado que equipos y jugadores se unan en su deseo de volver lo más pronto y lo más seguros posibles.

“Estamos abiertos a cualquier propuesta. Hemos tenido conversaciones positivas con nuestra asociación de peloteros sobre relajar algunas reglas que gobiernan nuestra temporada”, explicó Manfred. “(Los jugadores) están muy enfocados en regresar a jugar y tener el mayor número posible de partidos y cuando tienes esa clase de diálogo, se crea una oportunidad para hacer cosas que son un poco diferentes. No te comprometes a esas cosas a largo plazo, porque este año nos presentó una circunstancia única, pero hay muchas ideas y las escucharemos todas”.

Las ideas, señaló Manfred, incluyen aumentar la programación de dobles carteleras, tampoco descartó la variedad de jugar siete entradas en ellas, aunque los jugadores podrían objetarla, porque afectaría sus estadísticas.

“He dicho públicamente que hay algunos números en el béisbol que no puedes cambiar. Nueve entradas es uno de ellos. Cuando dije eso, no hablaba por esta crisis en particular, así que estoy seguro de que será discutido”, señaló el comisionado.

Otras posibilidades, señalaron fuentes, incluyen una Serie Mundial con sede neutral para permitir que la temporada regular se extienda a octubre y las series de campeonato se celebren en una ciudad con clima cálido, además de un sistema expandido de Playoffs.

El intento de Manfred de alcanzar un acuerdo con los jugadores, una propuesta para pagarle a los peloteros de ligas menores y asegurarse de que los dueños de equipos no harán recortes para bajar costos hasta mayo es algo que ha mantenido a Manfred alejado de la anticipada decisión sobre las acusaciones de que los Boston Red Sox robaron señales ilegalmente durante la temporada 2018, en la que ganaron el campeonato.

“Ya terminamos con la investigación. Ha habido un retraso en términos de producir un reporte escrito, porque, francamente, no he tenido tiempo de hacerlo por otros temas, pero llegaremos al asunto de Boston antes de comenzar a jugar”, aseguró Manfred.

“Será una gran hazaña volver a la normalidad. Lo vimos después del 9/11 en términos de reanudar el juego. Estuve en el Shea Stadium esa noche, cuando volvimos a jugar”, recordó Manfred. “Fue uno de los juegos más memorables a los que he asistido.

“Es un honor para nuestro deporte ser reconocido de una forma en la que hemos sido parte de este país (Estados Unidos) cuando vuelve de terribles eventos y esperamos que juguemos un papel similar con respecto al más reciente evento”, concluyó Manfred.