Lakers pierden partido ante Suns y también a Davis por lesión

Kawhi Leonard y Paul George se combinaron para volver a poner a Los Ángeles en la lucha, y los Clippers igualaron su serie de primera ronda de playoffs ante Dallas.

Leonard anotó 29 puntos y 10 rebotes, George sumó 20 y los Clippers abrumaron a los Mavericks ante otra gran multitud en Dallas, con una victoria 106-81 en el cuarto juego de la serie para mantener un registro perfecto como visitantes en su serie de la Conferencia Oeste, que está empatada 2-2.

Reggie Jackson añadió 15 puntos y los Clippers se dirigieron al quinto juego el miércoles mucho más seguros de sí mismos de lo que salieron de Los Ángeles con dos derrotas a la espalda.

Luka Doncic empezó despacio tras haber estado en duda por problemas cervicales. La estrella de Dallas dijo tras el tercer encuentro de la serie que sentía dolor en el cuello y el brazo izquierdo.

Jugó con cintas adhesivas en el hombro izquierdo y cuando no estaba en la cancha se puso una bolsa terapéutica sobre la zona. Anotó 19 puntos tras una media de 38 en los primeros tres encuentros. También bajaron sus rebotes y asistencias, seis de cada.

NETS 141, CELTICS 126

BOSTON (AP). Los Celtics de Boston abrieron su arena a máxima capacidad el domingo, justo a tiempo para que los aficionados locales abuchearan y maldijeran -y cosas peores- a Kyrie Irving cada vez que el base tocaba el balón.

Probablemente fue su última oportunidad.

Irving aportó 39 puntos y 11 rebotes para silenciar a la primera casa llena postpandemia en el TD Garden, y Kevin Durant agregó 42 tantos para dar a los Nets de Brooklyn una victoria de 141-126 sobre Boston y una ventaja de 3-1 en la serie de primera ronda de los playoffs.

Al término del encuentro, mientras Irving abandonaba la cancha fue golpeado por una botella arrojada desde las tribunas. Las imágenes de televisión mostraron a Irving y al base de los Nets Tyler Johnson viendo hacia las tribunas y apuntando; un video difundido en las redes sociales parece mostrar a policías llevándose a un hombre esposado, vistiendo una camiseta de Kevin Garnett.

“Los aficionados deben madurar en algún momento”, declaró Durant. “Sé que el haber estado en casa durante un año y medio… ha causado estrés en la gente, pero cuando acuden a estos partidos deben comprender que estos hombres son humanos. No somos animales. No estamos en el circo”.

El incidente se asemeja a lo sucedido cuando un aficionado de Filadelfia arrojó palomitas a la estrella de los Wizards Russell Westbrook. Los 76ers vetaron al aficionado de sus partidos de manera indefinida.
Irving dijo que no cree que vetar o incluso arrestar a los aficionados revoltosos sea suficiente para resolver el problema, que atribuyó al “racismo subyacente y al trato dado a personas como si se encontraran en un zoológico humano”.

“La gente se siente con muchos derechos estando ahí”, afirmó Irving, que jugó con los Celtics de 2017 a 2019 y la semana pasada declaró que fue objeto de racismo durante su periodo en la ciudad.

“Como un hombre negro que juega en la NBA, el lidiar con muchas de estas cosas es una dificultad enorme. Uno nunca sabe qué va a suceder”, aseveró. “Es simplemente inaceptable que ocurran estas cosas. Pero seguimos adelante”.

Un vocero de los Celtics y una portavoz del TD Garden no respondieron de momento la peticiones de comentarios.
James Harden agregó 23 puntos y la mayor cantidad de asistencias de su carrera en postemporada con 18 para la causa de Brooklyn.

El quinto partido se jugará en Nueva York el martes, cuando los Nets tratarán de avanzar a las semifinales de la Conferencia Este por primera vez desde 2014.

Los 104 puntos anotados por el trío conformado por Durant, Irving y Harden igualó un récord de playoffs de la NBA para tres compañeros de equipo establecido por John Havlicek, Jo Jo White y Dave Cowens con Boston en 1973 y que fue empatado en 1986 por Doominique Wilkins, Randy Whitman y Spud Webb con Atlanta.

SUNS 100, LAKERS 92

Los Ángeles. (EFE). Los Phoenix Suns asaltaron este domingo Los Ángeles (EE.UU.) e igualaron con solvencia por 2-2 su serie ante Los Angeles Lakers (92-100), que mostraron una muy pobre actuación en ataque y que además perdieron por lesión a Anthony Davis.

El pívot ya arrastraba molestias en la rodilla y fue duda hasta última hora, pero tras disputar los dos primeros cuartos no regresó en la segunda mitad por problemas en la ingle.

Chris Paul, ya recuperado de su lesión en el hombro, lideró a los Suns con 18 puntos y 9 asistencias, mientras que Devin Booker sumó 17 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias.

En la coral y muy competente actuación de los Suns también sobresalieron Deandre Ayton (14 puntos y 17 rebotes) y Jae Crowder (17 puntos y 7 rebotes).

En los Lakers, LeBron James fue el máximo referente (25 puntos, 12 rebotes y 6 asistencias) y su mejor escudero fue Marc Gasol, que firmó su actuación más destacada en lo que va de playoff.

El español logró 12 puntos (4 de 6 en tiros, 3 de 5 en triples), 8 rebotes (4 de ellos en ataque), 3 asistencias, 3 tapones y un robo frente a una pérdida en 23 minutos.

Gasol, que tras la ausencia de Davis se convirtió en el faro del juego interior de los angelinos, aportó inteligencia en ataque y entrega defensiva a unos Lakers en los que no jugó por lesión Kentavious Caldwell-Pope.

Los actuales campeones de la NBA se vieron muy mermados por sus limitaciones en ataque con un 39 % de tiros de campo (43 % de los Suns) y 15 pérdidas (10 de sus rivales).

A POR LA PINTURA

Ambos equipos salieron con el juego interior como prioridad ofensiva.

DeAndre Ayton, un seguro de vida para los Suns en las eliminatorias, anotó las dos primeras canastas para su conjunto, mientras que Anthony Davis acudió al poste para buscarle las cosquillas a Jae Crowder.

Sin embargo, LeBron James decidió que quería gobernar este encuentro desde el inicio y le dio el primer impulso a los Lakers con un triple y dos penetraciones (12-8 con 6.50 por jugarse).

A la notable puesta en escena de los locales se apuntó Marc Gasol, que se ha consolidado como la primera rotación para la pintura de los Lakers desde el banquillo.

La presencia del pívot se notó de inmediato ya que conectó un triple en su primer tiro (17-15 a falta de 3.16).

En los Suns, Devin Booker entró muy rápido en calor y cerró su estupendo primer cuarto con 9 puntos, pero un palmeo sobre la bocina de Gasol le otorgó a los de púrpura y oro una ventaja mínima (24-23).

El segundo cuarto no trajo buenas noticias para los visitantes tras los dos triples seguidos de Kyle Kuzma y Ben McLemore.

Justo después James regaló una delicia de contraataque, con un mate tras un giro sobre sí mismo, y los Lakers amagaron con despegarse en el marcador (37-27 con 8.49 por disputarse).

Frente a un Paul que no terminaba de arrancar, Booker contó en los Suns con el respaldo de Cam Johnson y Jae Crowder desde el perímetro para no irse del partido antes de hora (40-35 a falta de 7.24).

Los de Phoenix cogieron carrerilla y aprovecharon la ausencia por descanso de James para ponerse por encima con un nuevo triple de Crowder (40-43 con 5.09 para el descanso).

Los Lakers atravesaban una racha de mucha confusión en ataque, pero un espectacular mate de James, tras el pase contra tablero de Alex Caruso, levantó a los 8 mil espectadores del Staples Center.

En cualquier caso, los de Phoenix sacaron petróleo de la imprecisión de sus rivales y se marcharon al vestuario por delante tras una igualada primera mitad (50-54).

PERDIDOS SIN DAVIS

La ausencia de Davis en el quinteto que saltó a la cancha tras la reanudación pareció pesar mucho a los Lakers, que vieron cómo Ayton volvía a ser un titán en la zona ante un tibio Andre Drummond.

Los angelinos no encontraban su ritmo mientras que Paul se olvidaba de sus molestias físicas y abría una diferencia importante, tanto por el marcador como por las sensaciones que dejaban ambos equipos (54-68 con 8.02 por jugarse).

A los Lakers se les escapaba el partido de las manos y su acierto de cara al aro seguía bajo mínimos pese a que aumentaron las revoluciones del duelo con la entrada de Caruso y Gasol.

Al final del tercer cuarto, que dominaron claramente los Suns (15-27), un Paul acariciando su mejor versión dio forma a la mayor ventaja hasta entonces para los visitantes (65-81).

A los Lakers solo les quedaba recurrir a la heroica y Montrezl Harrell, inédito hasta entonces en el partido, salió en el último cuarto para buscar un giro de 180 grados.

La frustración en ataque para los Lakers, impropia de un equipo de lujo con múltiples recursos de anotación en su plantilla, continuaba con ejemplos tan claros como el de un nada inspirado Kyle Kuzma.

Pero entre un rabioso y enérgico James y un efectivo en ataque y robusto en defensa Gasol se aliaron para intentar una remontada milagrosa (81-91 a falta de 4.15).

Un nuevo triple de Gasol, excelente en los momentos calientes del encuentro, y un tiro libre de James acortó aún más la diferencia e hizo soñar al público angelino (88-95 con 2.40 en el reloj).

Sin embargo, el acierto de cara al aro decantó el partido para los de Arizona: Schroder falló una penetración que habría puesto el encuentro al rojo vivo y, en la jugada siguiente, Crowder destrozó las ilusiones de los Lakers desde la línea de tres.

La serie vuelve ahora a Phoenix, donde el martes se jugará el quinto partido.

HAWKS 113, KNICKS 96

ATLANTA (AP). Trae Young anotó 27 puntos, John Collins agregó 22, pese a recibir un duro golpe en la boca, y los Hawks de Atlanta frustraron una vez más a Julius Randle y los Knicks de Nueva York, ampliando la ventaja en la segunda mitad para apuntarse un triunfo el domingo de 113-96 y tomar una ventaja cómoda de 3-1 en la serie.

Los Hawks buscarán terminar y llevarse su primera serie de postemporada desde 2016 cuando viajen al Madison Square Garden para el quinto juego el miércoles.

Atlanta tomó el control en el tercer periodo al ampliar la diferencia de cuatro puntos que tenían al medio tiempo a un marcador de 88-71 para iniciar el último cuarto.

Después de tener problemas ofensivos, Atlanta halló el ritmo. Los Hawks anotaron 10 de 19 tiros de campo en el tercer periodo, incluyendo cinco de nueve triples. En ese cuarto, Young aportó nueve unidades, Collins agregó siete y Bogdan Bogdanovic cerró el periodo con un triple y que hizo saltar al público de sus asientos.

Nuevamente, Randle escuchó cánticos de “¡Sobrevalorado! ¡Sobrevalorado!” cada vez que intentaba encestar. El coro era ensordecedor luego de una secuencia en el tercer periodo en que Randle erró en un ataque y no pudo encestar un intento relativamente fácil bajo el aro antes de que los Knicks perdieran el balón.

La frustración de Randle se evidenció poco menos de un minuto después, al estrellar a Collins contra el suelo en una jugada hacia la canasta. En un inicio no se marcó la falta, pero posteriormente los árbitros le cargaron una falta ofensiva tras revisar la jugada a petición del coach de los Hawks, Nate McMillan.

Collins recibió un golpe en el rostro y tuvo que ir al vestuario para que recibir puntadas. Regresó al juego en el cuarto periodo.