Osaka donará sus ganancias en Cincinnati a damnificados de Haití

La tenista japonesa Naomi Osaka vuelve a ser el centro de atención del mundo del tenis con su llegada al torneo de Cincinnati, donde antes de comenzar la competición ya se mostró cargada de emociones, lágrimas y haciendo causa por los damnificados del terremoto ocurrido en Haití.

Osaka, de 23 años, protagonizó una rueda de prensa poco común, en la que volvió a romperse emocionalmente, siempre por la misma causa, al tratar de explicar su comportamiento de enfrentamiento con el mundo que le rodea, especialmente el periodístico cuando llega a los torneos, reiteró que su objetivo siempre será ayudar a los demás.

En este sentido, Osaka, de 23 años, se compromete a donar el dinero del premio del torneo de Cincinnati, sin importar en que posición termine la competición.

Haití fue sacudido por un terremoto de magnitud 7,2 el sábado por la mañana que dejó más de 700 muertos y millones de personas damnificadas. El padre de Osaka, Leonard Francois, es nativo de Haití y su madre es japonesa.