Las Estrellas y Jumbo Díaz amarraron a los Toros

Las Estrellas Orientales dieron otro paso más de avance a la conquista de su primer título en 51 años con una apretada victoria 3-2 sobre los Toros del Este en el cuarto partido de la Serie Final del Torneo de Béisbol Otoño-Invernal 2018-2019 durante un encuentro celebrado en el Estadio Francisco Micheli de La Romana.

Ayer, José Sirí y Fernando Tatis III conectaron cuadrangulares seguidos y un comité de siete relevistas mantuvieron a raya la ofensiva taurina para que las Estrellas se colocaran a dos victorias para ganar el campeonato por vez primera desde la temporada 1967-1968. El quinto partido de la Serie Final continúa esta noche (7:30 p.m.) en el Estadio Tetelo Vargas, de San Pedro de Macorís. El dirigente de los Toros, Arturo DeFreites tiene programado enviar al montículo a Jenrry Mejía, mientras que el capataz de las Estrellas, Fernando Tatis tiene señalado al cubano Yunesky Maya como su abridor.

En el noveno episodio José Rafael (Jumbo) Díaz frenó una rebelión de los Toros, quienes llegaron a tener jugadores en tercera y primera y apenas un out. Félix Pie fue ponchado y Reynaldo Rodríguez pegó un elevado de foul por la primera base para terminar el encuentro y agenciarse el salvamento.

Los últimos seis outs de las Estrellas fueron conseguidos por Román Méndez y Jumbo Díaz, los dos relevistas adquiridos precisamente desde los Toros a cambio de Jordany Valdespín el pasado mes de abril.

Precisamente, Valdespín, quien jugará con los Toros de Tijuana, con miras a la temporada 2019 de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), fue sacado del partido en la apertura de la octava entrada luego de sufrir una molestia en la muñeca de su mano derecha en un intento de captura de un batazo de José Sirí. Pié tomó su lugar en el bosque derecho.

Durante todo el encuentro, los Toros, que aún no conocen el triunfo en su corral en esta final, dejaron diez corredores en base a la espera de ser remolcados, mientras que las Estrellas tuvieron dos.

La derrota recayó en Raúl Valdés (0-1), quien salió del encuentro al trabajar siete entradas y un tercio de cinco hits, tres carreras y cinco ponches. En total realizó 103 picheos dejando su promedio de carreras limpias en 3.68.

De los cinco imparables, cuatro fueron extrabases: dos jonrones (Sirí y Tatis III) y dos dobles (Sirí y Sanó). La salida de ayer del cubano fue la séptima en Serie Final, seis de ellas como abridor. Uno de esos triunfos se registró en el primer partido de la final de 2010-2011 al lanzar partido completo ante las Estrellas.

De su lado, el abridor oriental, Daniel Reyes apenas transitó dos entradas y dos tercios tras permitir seis imparables, dos carreras y dos transferencias, lo que motivó su reemplazarlo por Yeison Medina en el tercer episodio.

Henry Sosa entró en el cuarto donde frenó la artillería taurina en tres episodios y un tercio de solo dos hits y cuatro ponches. Le siguió Antonio Bastardo (7), Máximo Nelson (7), Marlon Arias (7), Méndez (8) y Díaz (9).

Las carreras

Las Estrellas atacaron en la misma primera entrada al abridor de los Toros, Raúl Valdés con dos carreras. José Sirí conectó un cuadrangular ante el primer picheo del serpentinero cubano por el jardín izquierdo. Luego, Fernando Tatis III lo imitó con otro, esta vez entre left y center field del Estadio Francisco Micheli para la segunda del encuentro.

En el cierre de ese mismo episodio, los Toros atacaron también al abridor de los orientales, el mexicano David Reyes, con una carrera. Después de un out, Jordany Valdespín conectó un doble por el prado derecho. Fue remolcado por un sencillo del debutante venezolano Reynaldo Rodríguez.

El conjunto petromacorisano se despegó de los dueños de casa en el tercer inning. Sirí conectó un doble y Miguel Sanó lo remolcó con otro tubey.

Los taurinos volvieron a acercar el marcador en el cierre de la tercera entrada. Con jugadores en segunda y primera, y dos outs, Juan Apodaca ligó un imparable que llevó a la goma a Valdespín, quien antes había disparado su segundo doble del encuentro.