En LIDOM irrespetan los dirigentes

A pesar de conducir Águilas la pasada temporada a su primer titulo en 10 años, el boricua Lino Rivera acaba de ser despedido cuando aún se encontraban metidos en la clasificación, lo que considero una gran exageración.

Rivera es un manager probado en esta liga y se ha ganado el cariño de los fanáticos en sentido general, pero al parecer la directiva mamey no estaba muy conforme con su desempeño. Su sustituto, Rodney Linares, tiene la encomienda de conducirlos hasta los playoffs.

Días después del despido de Rivera, el otro equipo del Cibao, los Gigantes, hacen lo mismo con el también puertorriqueño Edwin Rodríguez, un hombre de beisbol con experiencia de Grandes Ligas.

Si bien es cierto que el conjunto de San Francisco de Macorís no pasaba por su mejor momento, estos aún se encontraban en la clasificación y en la misma situación que otros 3 equipos de la liga. En conjunto aspira a un buen manejo del cubano Pedro Grifol.

Rivera y Rodríguez han sido los primeros mánagers despedido esta temporada, pero creo no serán los últimos, ya que en la República Dominicana no se tiene respeto en este sentido y la gerencia, muchas veces, quiere tapar sus errores con un simple despido del timonel.

El único gerente que se mantuvo firme y no se dejó influir por la presión de los fanáticos fue Moisés Alou, incluso en momentos donde realmente los Leones del Escogido ameritaban un cambio de ambiente.