Vladimir Guerrero Jr. desconoce cuándo debutará en MLB

El esperado debut en Grandes Ligas del talentoso prospecto dominicano Vladimir Guerrero Jr. podría ocurrir en cualquier momento, entre las próximas horas y los próximos años, pero el instante preciso es algo que los Toronto Blue Jays han guardado con recelo, incluso al propio jugador y sus familiares.

«Hasta ahora, nadie nos ha dicho algo sobre el particular», dijo Vladimir Guerrero padre a ESPN Digital, el miércoles, desde República Dominicana.

«Hablo con mi hijo todos los días y hasta anoche nadie le había comentado sobre cuándo podría ocurrir eso. Pasará cuando pase, no hay prisa», agregó el ex toletero de Grandes Ligas y miembro del Salón de la Fama de Cooperstown.

El miércoles, los Bisontes de Búfalo, la sucursal de Toronto en la Liga Internacional (AAA), salieron al campo para el penúltimo partido de una serie de cuatro en el NBT Bank Stadium contra los Jefes de Syracuse, filial de los New York Mets, con Guerrero Jr. en su alineación por tercer partido consecutivo, un acontecimiento modesto, pero al mismo tiempo muy importante para el joven pelotero.

Accionar al menos en tres partidos consecutivos en las ligas menores era una de las metas de corto plazo que Toronto había puesto a Guerrero Jr. en el proceso de alistarse para las ligas mayores. El chico de 20 años apareció en la tercera base en los encuentros de lunes y martes y como bateador designado el miércoles.

Guerrero Jr. entró a la jornada bateando .360 en siete partidos con los Bisontes y .325 (40-13) con dos jonrones y dos dobles en 11 juegos en ligas menores en el 2019. Desde que fue firmado con un bono de $3,9 millones de dólares en julio del 2015, Guerrero batea .331 con 43 jonrones, 71 dobles, 203 carreras impulsadas y un OBP de .414 en 1,070 turnos en ligas menores.

El mejor prospecto del béisbol norteamericano se preparaba para intentar permanecer con los Blue Jays desde el inicio de la temporada, cuando se lastimó un músculo del oblicuo izquierdo durante un encuentro de exhibición en los entrenamientos primaverales el 8 de marzo.

La lesión, que lo marginó de cualquier actividad de béisbol por tres semanas, quitó a Toronto la presión de tener que lidiar con las malas relaciones públicas que habría provocado el mantener en las ligas menores a uno de sus mejores bateadores con el único propósito de manipular su tiempo de servicio en las Grandes Ligas.

Desde que abandonó la lista de lesionados, Guerrero Jr. solamente había jugado partidos consecutivos en tres ocasiones, pero nunca más de dos.

Los Bisontes jugarán su último partido en Syracuse el jueves, para entonces trasladarse a Allentown, Pennsylvania, y medirse a la filial de los Philadephia Phillies en el fin de semana. Los Blue Jays estarán libres el jueves y desde el viernes recibirán en casa a los Oakland Athletics, en la conclusión de una estadía de cinco días en Canadá.

¿Dónde jugará Vladimir Guerrero Jr. en el fin de semana, en Grandes Ligas, en el Rogers Centre con capacidad para más de 50,000 fanáticos, o en Triple A, en el Coca Cola Stadium de 10,000 asientos?

Es algo que solamente saben los Blue Jays y que, al menos hasta la mañana del miércoles, no habían dicho ni aún al pelotero y sus familiares. ESPN