Marlins admitirán fanáticos esta temporada en su estadio

Los directivos de los Marlins de Miami informaron que van a admitir pequeñas cantidades de fanáticos a su estadio Marlins Park.

El audaz plan de asistencia de los Miami Marlins permitirá a los fanáticos en los juegos como local, aunque la multitud inicialmente se limitará a aproximadamente el 25% de la capacidad. Eso significaría un máximo de aproximadamente 9,300 espectadores en el estadio de 37,446 asientos.

“Esperamos tener la oportunidad de que los fanáticos regresen a nuestro estadio”, dijo el lunes el presidente ejecutivo Derek Jeter. “Habrá un número limitado de fanáticos permitidos al inicio. Esperamos que esos números aumenten a lo largo de la temporada, pero lo más importante para nosotros es asegurarnos de que todos estén sanos y seguros”.

Los Marlins, como el resto de MLB, no permitieron la entrada de los fanáticos durante la temporada regular de 2020 debido a la pandemia de coronavirus. Se permitieron cantidades limitadas para la postemporada, y ese será el caso para los juegos de entrenamiento de primavera en Florida y Arizona a partir de fines de este mes.

Los Marlins promediaron alrededor de 10,000 fanáticos en 2018 y 2019, las primeras dos temporadas que el grupo de Jeter fue dueño del equipo. Ellos terminaron últimos en las mayores en asistencia ambos años, y ocuparon el último lugar en la Liga Nacional 14 de 15 temporadas hasta 2019.

La temporada 2020 podría haber traído un aumento ya que los Marlins hicieron una carrera sorprendente hacia su primer lugar en los playoffs en 17 años. Pero debido al COVID-19, fue imposible estimar.

“Una cosa que fue un poco decepcionante el año pasado: al pasar por la pandemia, escuchas sobre la emoción de nuestra base de fanáticos, pero no pudieron asistir a los juegos”, dijo Jeter. “Me hubiera encantado ver cómo se veía eso.

“Hay un nivel de entusiasmo y tenemos que seguir construyendo sobre eso, no solo en el lado del béisbol, sino también en el lado comercial”.

Los Marlins anticipan un aumento de ingresos este año no solo en la taquilla, sino gracias a un acuerdo de derechos pendiente que se espera que duplique los ingresos de las transmisiones de juegos locales.

“Ya no tendremos el peor trato en las Grandes Ligas”, dijo el propietario mayoritario Bruce Sherman.

Los lanzadores y receptores se presentan el miércoles a los entrenamientos de primavera en Jupiter, Florida, y como todos los equipos en esta época del año, los Marlins son optimistas. Su rotación joven y prometedora proporciona una base sólida, y el sistema de ligas menores ha mejorado mucho desde que el grupo de Jeter compró la franquicia a fines de 2017.